Blog

El Tantra com a Teràpia

El Tantra Como Terapia ¿Que me Puede Aportar?

  |   Educación, tantra, Terapia   |   Sin comentarios

Cuando hablamos de Tantra como terapia nos referimos a la curación o solución de un problema que afecta a nuestra salud física, emocional o mental.  Entre otras muchas, es especialmente indicado para tratar problemas tan comunes como la ansiedad, la depresión y las adicciones. Más efectivo aun en lo sexual, como la eyaculación precoz en el hombre y la dificultad para alcanzar el orgasmo en la mujer.

El Tantra también es una actitud que podemos mantener ante cualquier tema o circunstancia donde pongamos la atención. Esta actitud está basada en unos principios que son, básicamente, de forma muy resumida:

  • Estar en el presente
  • Aceptación
  • Apertura y Libertad.

Aplicar estos principios de forma adecuada es un arte más que una ciencia, y crear la experiencia adecuada para que el Paciente -nominación que la terapia como tal propone-, o el Ser Divino -que el Tantra considera-, consiga la curación o la transformación, es la tarea del guía o maestro tántrico.

El guía tántrico como terapeuta

El guía tántrico, con humildad y absoluto respeto, recibe al cliente como un Ser Divino que tiene la humildad y valentía de acudir a él para mostrar una vulnerabilidad. Le escucha y propone vivir experiencias utilizando técnicas diversas con el propósito de conseguir sus legítimos objetivos. Éstos pueden ser muy variados:

  • Generales: Depresión, ansiedad, enfado, rebeldía, no aceptación de enfermedades y diversidad funcional, etc.
  • Sexuales: anorgàsmia, vaginismo, dolor, adicción, trauma, complejos, etc.
  • De relación: Ausencia de sexo, dependéncia emocional, celos, rechazo, infidelidad, diferencias de valores, dificultad de comunicación, bloqueo emocional, etc.
  • Área fisioterapéutica: Dolor post operatorio y post parto, dolor prostático y de ovarios, hemorroides, fisuras anales, etc.

Para conseguirlos, las técnicas empleadas pueden ser muy diversas: Meditación, movimiento, voz, conversación, mirada, silencio, masaje, respiración, entrega, masturbación, etc.

La terapia tántrica implica práctica

Tantra es práctica, y la práctica es lo necesario para la transformación o curación. Si podemos practicarlo directamente con un guía, estaremos practicando nuestra curación o transformación, compartiendo la vivencia juntos.

Tenemos una capacidad infinita de experimentar placer en todo momento. Se trata de gestionar nuestra energía de forma óptima, hacer que fluya en armonía por nuestro cuerpo en forma de sensaciones corporales, emociones y pensamientos, para alcanzar el máximo placer y salud, en lugar de dolor y enfermedad.

El Tantra como terapia y la energía sexual

Es sabido que el Tantra utiliza la sexualidad como fuente de salud y transformación. La efectividad del Tantra se multiplica cuando utilizamos la poderosa energía sexual. Entonces todo se eleva: La conciencia, la emoción, el placer, la conexión con el cuerpo, el amor… estados de plenitud, conexión, éxtasis, goce… tenemos esa capacidad, que tenemos el derecho de explorar, a pesar de la represión social, tabúes, miedos y vergüenzas.

Y en todo momento, somos seres sexuales. La práctica o no de sexo es una legítima opción que cada persona debe elegir con absoluta libertad.

¿Te preguntas por donde empezar?

Si quieres empezar a encontrare mejor contigo mismo/a y con tu pareja, y comenzar a superar una situación díficil o problema te recomiendo:

Sin comentarios

Publicar comentario

32 + = 33