Tantra

El Tantra es una tradición espiritual originaria de la India hace más de 4.000 años. El significado de la palabra sánscrita es “instrumento de liberación”.

Desde su origen, ha habido muchas variantes del tantra, de las que destacan el Hindú, el Taoísta y el Budista.

No es una religión o doctrina basada en un libro o reglas escritas, lo que ha causado interpretaciones muy diversas y dispares, y mucha confusión a lo largo de los siglos hasta hoy.

El tantra es una actitud cuya esencia consiste en abandonar la lucha para conseguir la felicidad, y desde la aceptación y el disfrute del presente aprender las virtudes necesarias para conseguirlo. Es el arte de la felicidad.

Una revolución de consciencia

El tantra es una forma de espiritualidad muy acorde con las necesidades de la sociedad actual. Puede suponer un cambio de paradigma y una revolución de consciencia a nivel individual y social.

Propone una serie de principios para incidir en nuestra actitud por defecto, es decir, establecer el hábito, con el objetivo de disfrutar todo lo posible del presente y al mismo tiempo estar en continuo aprendizaje para alcanzar la plenitud, la felicidad o el nirvana.

Los principios del Tantra

  • Estar en el presente Lo que significa pensar en el pasado y futuro conscientes de ello.
  • Centrarse en el yo Solo es aplicable a uno mismo. Solo nosotros disfrutamos y nosotros aprendemos.
  • Aceptación Empezando por nosotros mismos, el resto del mundo, el pasado y el presente,  lo que nos da paz y permite cambios.
  • Apertura Estar abiertos a aprender a cambiar, nosotros y el mundo.
  • Libertad Libertad es poner la atención donde queremos, ser quien queremos y elegir lo que queremos. La consciencia y sabiduría nos da libertad.
  • Imparcialidad Tantra es no lucha, no rechazo. No defender o atacar y tomar partido por todo lo que existe o acontece. Dejar el continuo juzgar y prejuzgar. Esto permite la trascendencia de la dualidad. Al ser dueños de nuestros juicios, podemos juzgar a las personas como Dioses y a la vida como una bendición.
  • Práctica El Tantra se practica en todos los momentos de la vida, aplicando estos principios a nuestra siempre presente actitud. 

 

Sexo tántrico

El objetivo de disfrutar del presente, junto con los demás principios descritos, hicieron que el tantra fuera una de las pocas tradiciones espirituales del pasado que no solo no reprimiera, sino que pusiera especial atención al sexo, y descubriera su efectividad como camino hacia la iluminación o la felicidad.

Esta tradición oriental ha llegado hace algunas décadas al mundo occidental a través de personas que han tenido contacto con diversas fuentes, creando muchos conceptos de lo que es tantra y su relación con el sexo.

Sexo tántrico es aplicar los principios descritos al sexo. Esto nos hace conscientes en el objetivo del goce y el aprendizaje para un mayor goce en la práctica sexual.

Esta consciencia unida a la energía sexual puede llevarnos al éxtasis, al amor o a cualquier experiencia extraordinaria, o no, y en este caso ser conscientes para observar el por qué no ocurre y aprender con ello.

En el sexo y en la vida

Lo que aprendemos a través del sexo es siempre extrapolable a cualquier otra área de la vida. Obtenemos sabiduría universal: La que nos acompaña siempre. No es información, es actitud por defecto. Es quienes somos en todo momento.

Por su efectividad, el tantra fue llamado por Osho –uno de los principales introductores del tantra actual occidental- : La autopista a la iluminación.

Practica Tantra

Podemos estar en actitud tántrica durante la sesión, mientras practicamos cualquier técnica. Como guía tántrico estoy contigo compartiendo el mismo estado de consciencia