Blog

Sexological Bodywork: Mucho más que un masaje erótico o un masaje tántrico

  |   coaching, Masaje Erótico, Masaje Tántrico, pareja, placer, salud, sexological bodywork, sexualidad, tantra   |   Sin comentarios

Una sesión de Sexologica Bodywork es una experiencia sexual extraordinaria muy difícil de imaginar. No tiene precedentes ni desde un enfoque de placer personal, de terapia o de espiritualidad.

Nos permite explorarnos a nosotros mismos a todos los niveles: físico, emocional y mental, a través del placer y utilizando la potente energía sexual. Es el camino del tantra en su máxima expresión. És difícil encontrar algún tipo de servicio parecido, ya que en una misma sesión podríamos ver incluido: conversación, meditación, exploración sensorial, masaje erótico, masaje tántrico, coaching, terapia de pareja, ejercicios de respiración, etc. Lo creó Joseph Kramer, con toda una vida de indagación en el campo de la sexualidad.

Esta extraordinaria forma de transformación personal a través del placer la dirige el propio cliente. Solo de ésta manera puede hacerse responsable y dueño de su propio placer y transformación. Es adecuadamente asistido por el Sexological Bodyworker, que le acompaña en todo momento.

El hecho de que el Sexological Bodyworker sea al mismo tiempo terapeuta y facilitador de técnicas, permite explorar en la propia experiencia, algo extraordinariamente efectivo e inusual.

El Sexological Bodyworker es un profesional del placer, la salud y la transformación a través de la sexualidad. Es coach ontológico, somático y sex coach, masajista, guía de tantra, educador sexual y experto facilitador de técnicas corporales y de meditación.

Una sesión de Sexological Bodywork puede ser tan variada como el motivo por lo que hacerla. Suele haber una tendencia por parte del cliente a orientarse al placer, a la salud o el aprendizaje. En realidad, esos tres paradigmas van unidos y se podrá comprobar en la sesión. Puede disfrutar de un masaje erótico o un masaje tántrico y a la vez aprender. Puede preocuparle un tema de salud y encontrarse con una comprensión, o descubrir una nueva forma de placer. Es perfecto para ser consciente de hábitos limitadores. O tal vez encuentre el remedio a un dolor persistente, consiga un orgasmo por primera vez, u otro tipo de orgasmo, comprenda porque las relaciones no fluyen como quisiera o simplemente le encanta y se relaja por fin.

En cualquier caso es tan sencillo como disponerse a experimentar placer a través de la forma más primaria y sencilla para ello: el masaje. Cuando más apertura, más posibilidades. ¡Pero cuidado! No podemos ir más allá de sus propios límites, y nada es más importante que respetarlos.

Podrá gozar del placer sin el condicionante emocional siempre presente en las relaciones sexuales. Claro, no es lo mismo…!, Pero lo que sienta y aprenda lo podrá utilizar al practicar practicando sexo solo o con alguien. De hecho, es muy recomendable para parejas.

Es la forma mas efectiva e intensiva que he conocido de disfrutar y aprender de la sexualidad.

Jordi Oller

Sin comentarios

Publicar comentario

+ 67 = 68