La aceptació es la clau per viure aquests momentos com una aventura

¿Suerte o Desgracia? Estaré un Tiempo de Baja

  |   salud, sexualidad, Terapia   |   Sin comentarios

Los bomberos GRAE del la Generalitat me llevaron al hospital en helicóptero. Gracias!!

¿Suerte o Desgracia?

¿Suerte o Desgracia? El pasado 21 de Marzo tuve la suerte de quedar para ir a escalar a Montserrat con unos amigos. Por desgracia, la cuerda que normalmente estaba usando estaba húmeda porque la lavé, pero por suerte tenía otra, aunque por desgracia era más corta. Por desgracia no lo pensé cuando subí a la primera via de calentamiento, y no se lo dije al que me aseguraba. Por suerte me puse el casco, muchas veces no me lo pongo al ser una via fácil. Por desgracia el compañero que me aseguraba no se dio cuenta que era corta, me bajó muy rápido y me caí al suelo desde una altura de 8-9 metros más la velocidad que ya llevaba. Por suerte me caí todo lo bien que se puede caer desde tanta altura,  y por suerte la inclinación de la roca del suelo me favoreció. Por desgracia sentí un dolor inmenso, pensaba que me moría o me había partido en dos. Por suerte, a los dos minutos me di cuenta que no me moriría y que notaba y movía las piernas. Por suerte habían allí cerca unos bomberos escaladores que me ayudaron y facilitaron el rescate. ¡Gracias bomberos!

Amigos y familia, por vuestro apoyo tengo claro a qué me voy a dedicar más a partir de ahora

¿Suerte o desgracia?

Según lo interpretemos. Pero sera mejor que lo que no podamos cambiar lo interpretemos como una suerte, así conseguiremos una mejor emoción para encarar el futuro. Mejor sentirse afortunado que desgraciado, no? Y, aunque la mayoría de personas aun cree que solo hay una realidad, lo cierto es que hay tantas interpretaciones de la realidad como personas en el mundo. De hecho…no podemos estar seguros que sea mejor estar vivos que muertos.  Pero ¡cuidado!, que en ésta sociedad ser víctima puede ser compensado con una paga de por vida, por ejemplo. No confundamos una cosa con la otra.

Un amigo me ha dejado una silla de ruedas eléctrica. Muy práctica…

Como consecuencia: el hueso del talón del pié muy mal roto, fractura de isquión, 3 vértebras chafadas, unas costillas rotas y varias contusiones. Sin casco no lo cuento.

Por suerte estoy vivo. Por desgracia no podré andar en muchos meses. ¿Suerte o desgracia?

Aceptación

Lo he aceptado totalmente desde el primer momento, cosa que me ha hecho disfrutar de las mejoras: Al ver que viviría, que sentía las piernas, que podría andar. Poder orinar en urgencias. Calmarme del gran dolor después de muchas horas. Distraerme con la actividad de urgencias. Llegar a Mútua de Terrassa. Llegar a una habitación. Recibir visitas inesperadas,. Recibir cientos de mensajes de soporte. Llegar a casa. Comprobar que podia ser autosuficiente, etc.

Para subir escaleras, un colchoncillo en el culo y sin problema

La aceptación no es una suerte. Es una habilidad que, como todas, se practica. Lo que no se puede cambiar, se acepta. Estoy satisfecho con lo “bien” que lo he pasado desde el mismo momento del accidente, hasta hoy y la proyección al futuro: Será perfecto estar un tiempo dedicado a la lectura, ordenador, comunicación, reflexión, meditación y sesiones sin masaje. Algunos cursos los voy a tener que posponer unos meses, pero tendré más tiempo de desarrollar nuevas ideas. Siempre tengo la sensación de no saber llegar a las personas, con lo mucho que les puedo ofrecer: Para tener más capacidad de aceptación, para disfrutar más del cuerpo, del sexo y de la vida.

Practicar la aceptación

La aceptación es la clave de la felicidad en cualquier circunstancia, sin duda.

Me doy cuenta cuando una persona me cuenta alguna circunstancia dramática en su vida. Y me he dado cuenta en este accidente.

He practicado mucho la aceptación de la siguiente manera: Recordar que cada día seré más viejo. Cada vez mi cuerpo perderá cualidades, sentiré más dolor y seré propenso a tener más enfermedades. Mi piel se volverá más seca, me costará más levantarme, perderé memoria. ¡Cada vez peor!. Me tocará pasar por mucho dolor de todo tipo y al final, me voy a morir. Eso con suerte, si no tengo un accidente o alguna enfermedad pronto.

Aceptar esa realidad me ayuda a comprender que cualquier desgracia personal o pérdida es siempre relativa, en este sueño temporal que es la vida. Lo he comprobado ahora más que nunca, gracias al accidente.

Más tiempo para explorar la felicidad, la sexualidad, el aprendizaje…

Reserva tu sesión:

Estaré un tiempo sin poder dar sesiones con masaje, pero sí pronto podré dar cualquier otro tipo de sesión. No dudes en contactarme para reservar una sesión o recibir información.

Contacto

 

Sin comentarios

Publicar comentario

81 − 76 =