EL PROBLEMA SEXUAL MÁS COMÚN DE LA MUJER

El Problema Sexual Más Común de la Mujer

  |   sexological bodywork, sexualidad, Terapia   |   3 Comentarios

El Problema Sexual Más Común de la Mujer

El problema sexual más común de la mujer que hace que acudan a un terapeuta es sin duda el poco placer, la dificultad para alcanzar el orgasmo y el dolor en la práctica del sexo.

Las causas suelen ser traumas físicos, emocionales y mentales del pasado: Abusos en la infancia, episiotomía o parto complicado, cirugía, relaciones sexuales poco satisfactorias durante mucho tiempo, ausencia de deseo, etc. Averiguarlas es normalmente mucho más difícil que la solución del problema, y saberlas no la garantizan.

Estamos ante una contradicción

Por una parte, el organismo desarrolló un perfecto sistema de defensa antes unas circunstancias traumáticas pasadas, creando los hábitos de conducta actuales. Este organismo está formado por cuerpo, emociones y mente, que coexisten holística y coherentemente, lo que hace que todo el sistema esté cómodo con esta situación.

Por otra parte, la mujer se da cuenta de que no alcanza el placer que otras mujeres parecen experimentar, ya sea por comentarios de parejas sexuales, amistades o cualquier medio de información. En muchos casos, esto puede no ser una obviedad, ya que hablamos de experiencias íntimas, y el grado de placer es difícil de medir objetivamente.

Dar los pasos necesarios para sentir más placer suele ser difícil, ya que requiere la predisposición a salir de su zona de confort y desarrollar nuevos hábitos.

La principal dificultad con que se encuentra la terapia convencional

Es que la patología del problema sexual más común de la mujer no se manifiesta en la consulta, sino que es narrada por la paciente, a quien se proporciona información y técnicas a practicar en sus relaciones sexuales. Por lo tanto, la solución al problema dependerá del grado de voluntad y frecuencia de sus prácticas sexuales, disposición a colaborar y habilidad de los posibles compañeros o compañeras sexuales, y de la pericia del terapeuta para dar las instrucciones precisas y hacer un seguimiento adecuado.

Al existir esa contradicción en la mente de la paciente, el grado de voluntad puede no ser constante y perderse entre consulta y consulta, sintiéndose ella “cumplida” por el solo hecho de acudir al terapeuta.

Otra forma de abordar el problema

Es creando una experiencia en la propia consulta del terapeuta que permita a la paciente experimentar los síntomas por los que acude, acordando previamente las técnicas a utilizar.

La técnica más efectiva si la confianza de la paciente lo permite es el masaje erótico terapéutico, conjuntamente con meditación, respiración, movimiento, voz, dinámicas varias, etc.

De esta forma el terapeuta trabaja “in situ” con el problema, y puede acompañar y asistir a la paciente en tiempo real para tomar consciencia, aceptar resistencias y permitirse experimentar placer y así, generar nuevos hábitos.

Es requisito indispensable que la experiencia sea agradable, lo que hace que esta forma de terapia sea muy efectiva, rápida y placentera.

Como terapeuta especializado en sexualidad, sex coach, guía de tantra, masajista y Sexological Bodyworker te invito a ampliar esta información en la web: sexcoachtantra.com, o de forma personalizada, reservando una sesión.

3 Comentarios
  • Pilar Pons Umbría | Jun 2, 2016 at 3:17 pm

    Muchas gracias por ofrecernos tu amplia experiencia, de la que tanto se advierte que te apasiona y gratifica. He disfrutado leyendo este post, ya que el tema de la dispareunia en la mujer, me atrae mucho y hace años que elegí investigarla. He pensado que quizás podría colaborar con mi experiencia también, añadiendo que el dolor puede ser debido a una estrechez de la entrada vaginal, puramente como fenómeno físico. Los vaginismos, tanto primarios, como secundarios (post-parto y menopausia) se solucionan con hidratación (no lubricación) dilatación y desensibilización. La fisioterapia resuelve de un modo técnico el problema del DOLOR y hay que tenerla siempre en cuenta como primera opción Si además, una vez conseguido el confort vaginal, nos ponemos en manos de expertos, como tu, la plenitud sexual, debería estar garantizada.

    • Sex Coach Tantra | Jun 19, 2016 at 11:58 am

      Muchas gracias por tu aportación Pilar, y perdona la tardanza en responder.
      Entiendo igualmente la fisioterapia como primera opción, por eso practico el trabajo corporal en mis sesiones, tanto como sea posible (El vaginismo podría ser el mejor ejemplo: solucionar el vaginismo vía mental podria suponer horas de conversación sin ninguna garantía de solución). Si además podemos tratar el cuerpo incluyendo emociones y mente, de forma holística, la solución será probablemente más rápida y completa. Yo utilizo simultáneamente la meditación genital (meditación con un movimiento ejercido por el terapeuta con un dedo introducido en la vagina, con un leve movimiento repetitivo, sin ningún objetivo que observar), con la presencia (mirada fija en ls ojos), y respiración. El masaje genital también es muy efectivo. Y permitir a emociones y mente formar parte de la experiencia.
      ¿Y como se practica la desensibilización?

    • Sex Coach Tantra | Jun 19, 2016 at 12:13 pm

      Se me olvidaba por no decirlo al princípio: Felicidades por la web!

Publicar comentario

98 − = 88